Gráfico De Acciones De Bitcoin

Si has comprado o vendido bitcoin u otras criptomonedas, al menos una vez has tenido que leer un gráfico de precios. Estas herramientas son ampliamente utilizadas por traders e inversionistas para monitorear las fluctuaciones en el precio de los activos financieros, facilitando el pronóstico de futuras tendencias con base en datos históricos y registrando el comportamiento general del mercado.

Debido a la importancia de las gráficas en el trading, resulta vital saber entender los elementos de una gráfica y configurarla para que presente la información que necesitamos. De esta manera, los usuarios poseen herramientas como los gráficos de vela, lineales o de barra que permiten desglosar y analizar distintos tipos de información.

¿Qué es un gráfico de precio y cómo funciona en el mercado de Bitcoin?
En líneas generales, un gráfico en el mundo del trading es una secuencia de valores dibujados sobre un periodo de tiempo determinado. Los gráficos están conformados por un plano de coordenadas con un eje vertical (eje y) que representa la escala de precios y un eje horizontal (eje x) que registra la escala de tiempo. De esta manera, dichas herramientas permiten que cualquier persona pueda monitorear y comparar cómo se comporta un activo financiero en tiempo real y desde el punto de vista histórico.

Un detalle interesante sobre el funcionamiento y características propias de un gráfico, es que todas estas herramientas están representadas por un par de comercio, que es la medida con la que queda registrado a qué precio se comercializó el activo.

El par de divisa más popular de bitcoin es el BTC/USD, que representa a qué valor se está comercializando bitcoin en dólares americanos. No obstante, los gráficos también pueden hacer seguimiento a otras divisas o comparar el valor de la criptomoneda con activos como el precio del oro, índices de acciones o bonos.

En el caso particular de Bitcoin (BTC), los gráficos del mercado no tienen grandes diferencias a aquellos que hacen seguimiento a activos más tradicionales, como las monedas nacionales, como el euro o el dólar, así como las acciones. Estas herramientas toman sus datos de las cotizaciones que hace la criptomoneda en los principales exchanges del mundo, monitoreando en tiempo real cómo se comercializa el activo y a qué precio.

De esta manera, en la gráfica queda representado a qué precio se compró o vendió un (1) BTC (o fracción de BTC) a una hora determinada del día, mes o año específico, así como también se genera un historial de los movimientos ascendentes o descendentes del valor de la criptomoneda.

Los gráficos no solo hacen seguimiento a precio

Aunque los gráficos de precio son los más comunes del mercado, los traders también suelen analizar y seguir la data registrada en gráficos de capitalización de mercado, volumen de venta, volumen de liquidaciones e, incluso, gráficos predictivos que les ayudan a sopesar si bitcoin está sobrevalorado o infravalorado.

Los gráficos, además, cuando se trata de herramientas más avanzadas (como TradingView) permiten revisar y comparar distintos activos en un mismo plano de coordenadas, así como también datos inherentes del mercado. Una función que permite a los usuarios sacar conclusiones sobre porqué el mercado está reaccionando de una determinada manera, comparar distintas alternativas de inversión o predecir posibles tendencias en el precio.

De esta manera, un inversionista puede ver a qué precio se está cotizando bitcoin y compararlo con la manera en que se está comportando el mercado de Ethereum, todo esto con el objetivo de visualizar si sus movimientos son similares o diferentes. De igual manera, se puede hacer un seguimiento de porqué el precio de la criptomoneda subió o bajo comparándolo con los volúmenes de compra, para así determinar si dicho movimiento de mercado se debió a una entrada o salida importante de capital.

Tipos de gráficos: barras, líneas y velas japonesas para Bitcoin
Existen tres tipos distintos de gráficas de precio que varían dependiendo de cómo disponen la información para el público. A continuación, detalles sobre las diferencias de este tipo de gráficas.

Gráficos lineales
Las gráficas lineales son algunas de las más conocidas en el mercado de criptomonedas, ya que se pueden consultar en portales como CoinMarketCap o CoinGecko. Estas herramientas contienen datos comerciales, como las variaciones del precio de bitcoin en las últimas 24 horas, para ilustrar el valor alcanzando por un activo en determinado tiempo.

Una de sus características más significativas, es que todas las fluctuaciones en el precio de los activos son representadas por medio de líneas que se unen en una secuencia. De esta manera, cuando el precio aumenta, las líneas describen un movimiento ascendente. Sin embargo, cuando el precio disminuye, las líneas se precipitan en dirección descendente.

¿Para qué sirve un gráfico lineal?

Los gráficos lineales ayudan a tener una visión más generalizada sobre las fluctuaciones del mercado, sin necesidad de entrar en información más detallada. Es decir, prescinden de información como el precio más alto o bajo en el que se comercializó el activo en los últimos segundos, para darle prioridad a la tendencia general que describe bitcoin en las últimas horas, días o meses.

Gráfico de barra
Los gráficos de barras también destacan entre los traders de criptomonedas, puesto que exponen distintas variaciones de precio en un mismo periodo de tiempo. Esta herramienta indica el precio máximo, el precio mínimo, el precio de apertura y el de cierre que alcanzó un activo en el transcurso de una hora, día, semana u otra ventana de tiempo disponible.

Las compras y ventas (junto al valor del activo) son representadas como líneas de colores, siendo el verde un indicador de que el precio está aumentando y el color rojo que el valor está disminuyendo. El precio mínimo está ubicado en la parte inferior de la barra, mientras que el máximo que alcanzó la criptomoneda en ese periodo está ubicado en la parte superior.

El precio de apertura, por otro lado, se representa como una línea horizontal corta que se extiende de la barra hacia el lado izquierdo del plano de coordenadas. El precio de cierre, mientras tanto, es una línea horizontal corta que se ubica hacia la izquierda de la gráfica.

¿Para qué usar un gráfico de barras?

Los gráficos de barra son utilizados por los traders cuando quieren acceder a información más detallada sobre a qué precio máximo y mínimo se vendió un activo en un periodo especifico. De esta manera, pueden analizar el comportamiento de la criptomoneda en una hora, semana o mes con mayor información a la mano, permitiéndoles hacer análisis histórico con mayor facilidad o comprender cuál es el valor con el que se comercializa en cierto periodo.

Gráfico de vela
Originarias de Japón, las gráficas de velas se han vuelto una de las herramientas más utilizadas por los traders alrededor del mundo. Al igual que las gráficas de barra, las velas ayudan a registrar diversas variaciones en el precio de una criptomoneda en un periodo de tiempo determinado.