Qué Es Funicular - Significado, Concepto, Definición

Funicular

Existen distintos medios de transporte que ofrecen servicios diferentes a los viajeros. Un método de transporte creado en el siglo XIX es el funicular. Se trata de una variante del ferrocarril. Es un medio de transporte que se desplaza por una zona en pediente.

Gracias a esta ruta ascendente y descendente, con frecuencia, esta forma de turismo se convierte en un medio de transporte muy demandado por los visitantes de las ciudades. Y es que, desde lo alto de la cima del funicular, es posible observar una panomámica estética de todo el entorno. Por tanto, es el lugar ideal para disfrutar de las agradables vistas.

Transporte

Conviene puntualizar que en el año 1862, en Lión, se inauguró el primer funicular con máquina de vapor. Este funicular unía la distancia entre dos puntos: Rue Terme y Croix Rousse. Desde el punto de vista histórico es fundamental concretar que en el año 1976 en Reino Unido se inauguró un funicular con motor hidráulico. En 1880, en Suiza, se puso en marcha el primer modelo eléctrico. Por tanto, al igual que en cualquier otro medio de transporte, la historia también ofrece una evolución y desarrollo en esta forma de desplazamiento.

En la actualidad, este medio de transporte ofrece un método diferencial por dos factores importantes. En primer lugar, la función práctica de recorrer de forma cómoda una pendiente. Por otra parte, es un método muy seguro para viajeros. Por tanto, por su función, puede ser especialmente adecuado para recorrer zonas montañosas. O zonas urbanas que conectan con espacios de montaña en el entorno próximo. El usuario debe comprar su ticket de viaje para montarse en el funicular.

Un ticket que tiene una buena relación de calidad y precio, es decir, se trata de un servicio económico. Ya que, aunque algunas personas utilizan este transporte de forma puntual cuando visitan como turistas un destino, por el contrario, muchos habitantes de una zona utilizan este servicio de un modo cotidiano.

Perspectiva en altura

Los teleféricos y los funiculares son las opciones de transporte más demandadas en zonas con alta afluencia de visitantes gracias a su valor turístico. De este modo, los turistas tienen la posibilidad de apreciar una nueva perspectiva de la ciudad, a modo de un mirador. Por tanto, es un buen lugar para respirar aire puro, experimentar relajación y realizar fotografías del horizonte.

Fotos: Fotolia – Sergii Figurnyi / Ekaterina Pokrovsky