Esteroides

Se llama esteroides a los lípidos de estructura policíclica de los cuales proceden diferentes compuestos que son relevantes para la biología. Los esteroides se encuentran en la naturaleza, aunque también pueden sintetizarse en laboratorios.

Esteroides

A nivel natural, los esteroides son producidos por las glándulas endocrinas. La cortisona, la aldosterona, los andrógenos y los estrógenos, por ejemplo, son hormonas esteroideas. El colesterol y la vitamina D también son esteroides.

Se conoce como esteroides anabólicos a sustancias sintéticas que se producen en laboratorios para favorecer el crecimiento muscular. En una primera etapa, estos esteroides se empleaban en el tratamiento de diversos trastornos, pero con el tiempo comenzaron a ser utilizados por atletas para obtener ventajas deportivas. Por eso su uso se encuentra penado en las reglas antidoping. Además su abuso resulta perjudicial para la salud.

Las personas que desean incrementar su masa muscular suelen recurrir a los esteroides, al igual que los levantadores de pesas y los fisicoculturistas. Es importante mencionar que hay esteroides de consumo legal y que, más allá de lo desaconsejable que resultan por los riesgos para el organismo, muchos individuos los eligen para modificar su cuerpo y verse, según su pensamiento, más atractivos y fuertes.

Las consecuencias del abuso de esteroides son numerosas. Algunas son menores, como la aparición de acné o la pérdida de cabello, mientras que otras son potencialmente letales como la irrupción de cáncer de hígado o un ataque cardíaco. La atrofia testicular, una disminución en la producción de espermatozoides, el agrandamiento del clítoris, el aumento de la presión arterial, la retención de líquidos y hasta el desarrollo de problemas psiquiátricos son otros posibles efectos del uso excesivo de esteroides.

Politica De Privacidad