Qué Es Esguince - Significado, Concepto, Definición

Esguince

Un esguince es una lesión que se produce cuando una articulación o ligamento se tuerce o se estira de manera brusca y excesiva, provocando dolor. Los esguinces generan una inflamación en la zona afectada, donde también aparece un hematoma debido a la acumulación de sangre.

Esguince

Estas lesiones, que impiden la movilidad normal de la articulación, pueden generarse por un golpe o un movimiento que no resulta natural. Es importante no confundir el esguince con un desgarro (que afecta al músculo) ni con una luxación (en este caso, la articulación cambia de posición y se separa del hueso).

De acuerdo a la gravedad, se puede distinguir entre los esguinces de grado I (los más leves, con una distensión parcial del ligamento), los esguinces de grado II (con rotura total o parcial del ligamento) y los esguinces de grado III (los más graves, con rotura total ligamentaria y arrancamiento óseo).

A nivel general, más allá de las distintas intensidades, puede decirse que todos los esguinces provocan una hinchazón y causan dolor, generando ciertos problemas funcionales. Los esguinces más habituales se producen en el pulgar, en la muñeca y en el tobillo.

Entre los futbolistas, por ejemplo, son frecuentes los esguinces de rodilla. En el tenis, tienen preponderancia los esguinces de hombro, mientras que en el básquetbol (baloncesto) suelen producirse esguinces de tobillo.

El tratamiento de un esguince incluye, como primera medida, el reposo. La zona debe quedar inmóvil y no ser sometida a esfuerzos. Para la inmovilización, se pueden utilizar vendas o apósitos que permitan la compresión. Por otra parte, la inflamación puede combatirse con hielo y elevando el miembro afectado respecto al resto del cuerpo.