Compensación De Mesotelioma

Un número creciente de estadounidenses se encuentra buscar una demanda colectiva por mesotelioma o un acuerdo por mesotelioma después de un diagnóstico de cáncer. Los demandantes alegan que estuvieron expuestos al amianto, más comúnmente en el trabajo o a través de un producto que contiene amianto, lo que llevó al desarrollo de mesotelioma, una forma de cáncer particularmente agresiva y peligrosa.

Aunque algunas demandas por mesotelioma acaban en juicio, muchas concluyen con un acuerdo sobre el mesotelioma.

Tipos de indemnizaciones por mesotelioma
Esencialmente, un acuerdo de mesotelioma es un acuerdo legal realizado entre el demandante o demandantes y el demandado o demandados que compensan a los demandantes por su cáncer. Un acuerdo es una forma alternativa de resolver una demanda civil sin llegar a un juicio. Los demandados suelen preferir llegar a un acuerdo en las demandas por mesotelioma en lugar de ir a juicio. Litigar en un juicio por mesotelioma puede ser costoso, y si un demandante gana su caso, el demandado debe aceptar la responsabilidad legal. Esta responsabilidad legal puede tener graves consecuencias para la continuidad de su negocio. Si un demandado termina el litigio por mesotelioma con un acuerdo, incurre en el coste del acuerdo, pero evita las futuras implicaciones de admitir la responsabilidad.

En muchos casos, se paga una indemnización por mesotelioma en las demandas por daños personales, proporcionando al demandante una compensación por el lesiones causadas por la exposición al amianto. En otros casos, la demanda por mesotelioma se presenta por homicidio culposo, en cuyo caso la indemnización se paga a la familia o al patrimonio del fallecido.

Los acuerdos sobre el mesotelioma se realizan entre los demandantes y los demandados de una serie de industrias. Algunos ejemplos de demandados por mesotelioma pueden ser:

Los fabricantes de un producto que supuestamente contiene amianto
Propietarios de una empresa que obligaban a sus oficinistas a trabajar en una oficina que contenía amianto
Los empleadores de empresas de transporte o de construcción cuyos trabajadores deban manipular amianto
Los propietarios de una empresa de reformas que no tomaron las medidas adecuadas para proteger a los trabajadores que arrancaban las baldosas de amianto de una casa antigua
Anunciantes que anunciaron falsamente que un producto o lugar estaba libre de amianto
Muchos otros
El amianto se utilizó comúnmente durante muchos años en una serie de industrias. Debido a las prohibiciones incompletas del amianto, la gente sigue entrando en contacto con él, aunque se haya considerado inseguro. La amplia presencia del amianto significa que las personas pueden encontrarlo en una serie de escenarios. En consecuencia, los que han sufrido un mesotelioma tras la exposición al amianto pueden presentar demandas contra diversos demandados.

¿Cuánto se puede obtener por una indemnización por mesotelioma?
Aunque un acuerdo por mesotelioma suele ser inferior a lo que el demandante podría haber recibido de un jurado, suele ser un pago significativo. La media de las indemnizaciones por mesotelioma oscila entre 1 y 1,4 millones de dólares. Con un juicio con jurado, no hay garantía de que los jurados se pongan del lado del demandante.

Los importes de los acuerdos pueden variar en función de una serie de factores, como los gastos médicos y los salarios perdidos, los daños compensatorios y punitivos, la negligencia de la empresa, el número de empresas citadas en la demanda, la jurisdicción, etc. El mesotelioma tiene una duración limitada opciones de tratamiento una vez diagnosticado. Los beneficios de la indemnización por mesotelioma pueden ayudar a los pacientes a obtener la mejor atención posible para luchar contra un diagnóstico grave. La orientación de un abogado con experiencia en mesotelioma puede ayudarle a determinar el mejor enfoque para su caso, y darle el cambio más fuerte de recibir un acuerdo valioso.

Casos de liquidación de mesotelioma
Los importes de las indemnizaciones por mesotelioma suelen ser privados, y los demandantes suelen firmar acuerdos de confidencialidad. Sin embargo, en algunos casos, los importes del acuerdo pueden hacerse públicos.

Por ejemplo, en 2005 en Illinois, U.S. Steel fue condenada a pagar 250 millones de dólares a la viuda de un antiguo trabajador del acero que había fallecido por mesotelioma por amiantosegún Asbestos.com. Tras el veredicto, pero antes de que se anunciara, U.S. Steel llegó a un acuerdo con el demandante. Aunque no se conoce la cifra exacta, se cree que es significativamente inferior a la indemnización del veredicto.

Después de que la exposición masiva al amianto de las minas de vermiculita sacudiera Libby (Montana), dos importantes demandas dieron lugar a sendos acuerdos por mesotelioma, uno en 2011 por 43 millones de dólares y otro en 2017 por 25 millones. Victimas de mesotelioma en Libby Los afectados siguen presentando demandas, por lo que se esperan futuros acuerdos, según The Guardian.

¿Por qué una empresa aceptaría un acuerdo sobre el mesotelioma?
La mayoría de los diagnósticos de mesotelioma se deben a la exposición al amianto. El amianto era muy apreciado por su durabilidad y resistencia al calor y al fuego. Se extraía y se utilizaba en el aislamiento, los frenos, las tejas, los suelos, los tejados, la construcción naval y muchas otras actividades.

Los materiales a base de amianto no son peligrosos a menos que se desmoronen. En su forma de descomposición, una teja, una baldosa o una pastilla de freno pueden liberar pequeñas fibras de amianto en el aire. Estas fibras son tan ligeras que pueden permanecer en el aire durante largos periodos de tiempo, lo que significa que pueden ser ingeridas o inhaladas. Las fibras de amianto residen en lo más profundo de los pulmones o el estómago y causan irritación e inflamación que, con el paso de los años, pueden provocar tumores de mesotelioma maligno desarrollar, según la Clínica Mayo.

El mesotelioma puede desarrollarse en cualquier momento entre 20 y 60 años después de la exposición al amianto. Cuando los demandantes pueden identificar directamente el entorno de trabajo y/o los materiales que condujeron a la exposición en el hogar o en el trabajo, es posible llegar a un acuerdo sobre el mesotelioma.

Ciertos factores de riesgo pueden influir en las posibilidades de que una persona desarrolle un mesotelioma. La Clínica Mayo advierte que cualquier persona con antecedentes de trabajo con amianto debe saber que corre un mayor riesgo de padecer mesotelioma.

Si ha convivido con una persona que ha trabajado con amianto, es posible que haya estado expuesto inadvertidamente a fibras de amianto llevadas a casa en la piel y la ropa. Una vez en casa, la persona puede haber esparcido las fibras al cambiarse de ropa o incluso al llevar a casa una fiambrera cubierta de polvo de amianto. Estas fibras pueden ser transportadas por el aire y ser ingeridas o respiradas por otras personas que residían en la casa.

Si uno de sus padres, hermanos o hijos ha recibido un diagnóstico de mesotelioma, usted puede tener un mayor riesgo de padecer la enfermedad debido a su susceptibilidad genética.

Además del mesotelioma causado por la exposición laboral al amianto, muchos afirman haber estado expuestos al peligroso material a través de productos domésticos comunes. Se han presentado miles de demandas contra Johnson y Johnson y otros fabricantes de polvos de talco para bebés por personas que afirman que estos productos pueden estar contaminados con amianto.

Como el talco y el amianto se extraen cerca, es posible que las fibras de amianto lleguen al talco. Cuando el talco se convierte en productos cosméticos como sombra de ojos, colorete o barra de labios, o se utiliza como ingrediente clave en los polvos para bebés, los consumidores pueden estar expuestos al amianto sin saberlo. Desgraciadamente, muchos de los productos cosméticos contaminados con amianto -incluidos los juegos de maquillaje y el talco para bebés- se comercializan para niños. Varios juegos de maquillaje para niños que se venden en una popular tienda de productos para preadolescentes Claire’s han sido retirados del mercado por estar contaminados con amianto.

Algunos polvos para bebés también han sido retirados del mercado. Aunque Johnson & Johnson afirma que sus polvos de bebé son seguros y no contienen amianto, la compañía anunció que iba a retirar sus polvos de bebé a base de talco del mercado norteamericano a principios de 2020, según CNN. Las versiones sin talco de los polvos para bebés siguen estando a la venta en Norteamérica, y la versión con talco está disponible en el resto del mundo. En el momento del anuncio, se habían presentado casi 20.000 demandas contra Johnson & Johnson en relación con su producto potencialmente peligroso. Además de los demandantes que buscan indemnizaciones por mesotelioma, se han presentado muchas demandas por parte de demandantes que afirman que el talco para bebés supuestamente contaminado les causó cáncer de ovario.

En los casos en los que los consumidores han acusado a una empresa de fabricar un producto que causó mesotelioma, la solución de las demandas legales puede ser la opción más prudente para la empresa. Las empresas que se consideran responsables de la fabricación de un producto peligroso pueden estar expuestas no sólo a las multas legales actuales, sino a futuras demandas, multas gubernamentales, retirada de productos e incluso a la quiebra. En muchos casos, las empresas aceptan un acuerdo sobre el mesotelioma para evitar consecuencias legales más graves por la fabricación de un producto supuestamente peligroso.

Un profesor recibe una indemnización de 850.000 dólares por mesotelioma
Una profesora a la que se le diagnosticó mesotelioma recibirá una Acuerdo de 850.000 dólares del Distrito Escolar de Filadelfia, donde trabajó durante 28 años, según The Philadelphia Inquirer.

Lea DiRusso fue profesora de educación especial en dos escuelas primarias del sur de Filadelfia durante casi tres décadas. Ambas escuelas tenían problemas documentados con el amianto, informó The Philadelphia Inquirer.

DiRusso dijo que tenía que barrer el polvo blanco que se desprendía de las tuberías de calefacción cubiertas de amianto en su aula. Dijo a The Inquirer que la escuela le proporcionó una escoba para barrer el polvo, que no sabía que contenía partículas peligrosas de amianto.

Incluso había utilizado las tuberías con las envolturas de amianto desmoronadas para colgar los cuadros dibujados y pintados por sus alumnos. Dijo que nunca lo habría hecho si hubiera sabido que estaba perturbando el amianto cada vez.

Los edificios de la escuela tenían casi 100 años de antigüedad y DiRusso afirmó que el distrito nunca le advirtió de los peligros del amianto que le acechaban.

DiRusso dijo al Inquirer que comenzó a sentirse mal en la primavera de 2019. Había desarrollado un abdomen grande y duro, que los médicos pensaron que podía ser signo de la menopausia o de una dolencia estomacal.

Finalmente se le diagnosticó un mesotelioma peritoneal, un cáncer en el revestimiento del abdomen causado por la ingestión de fibras de amianto.

El invierno pasado, DiRusso se sometió a una una operación de horas de duración para extirparle los ovarios, el útero y zonas enfermas de su revestimiento abdominal, informó The Inquirer. Los médicos también cortaron o quemaron los tumores cancerosos encontrados en su abdomen.

¿Es usted elegible?
Hay una serie de factores que pueden determinar si usted es elegible para resolver una demanda por mesotelioma. La solidez de una demanda por mesotelioma se basa en gran medida en aspectos como el diagnóstico del demandante, su empleo, su historial médico y la prueba de la negligencia de los demandados.

Acordar un acuerdo en lugar de ir a un juicio con jurado puede ahorrar tiempo: los litigios pueden alargarse durante años, mientras que un acuerdo de conciliación podría poner fin al litigio en cuestión de meses.

También puede presentar una reclamación ante un fideicomiso de amianto para obtener una indemnización para las víctimas. Muchos empresas se han declarado en bancarrota tras ser criticadas por fabricar productos que contenían amianto y desde entonces se les ha ordenado crear fondos para compensar a las víctimas del amianto. Las reclamaciones a estos fondos suelen ser procesado en meses y suponen pasar por el fondo fiduciario de la empresa en quiebra, lo que permite a los demandantes evitar por completo el sistema judicial. Las reclamaciones suelen saldarse con cientos de miles de dólares.

Presentación de una demanda por amianto
Si a usted o a un ser querido le han diagnosticado mesotelioma u otro tipo de cáncer tras la exposición al amianto, es posible que pueda presentar una demanda por cáncer de amianto. Por supuesto, la presentación de una demanda no puede eliminar el dolor y el sufrimiento causados por un diagnóstico de cáncer, ni puede devolver la vida a un ser querido, pero al menos puede ayudar a aliviar la carga financiera que suponen los gastos médicos, salarios perdidos y más.

La presentación de una demanda y la búsqueda de una indemnización por mesotelioma puede ser una perspectiva desalentadora, especialmente después de un diagnóstico de cáncer, por lo que Top Class Actions ha sentado las bases poniéndole en contacto con un abogado con experiencia. Consultar a un abogado puede ayudarle a determinar si tiene una demanda, a navegar por las complejidades del litigio y a maximizar su posible compensación.

Únase a una investigación gratuita sobre una demanda colectiva de mesotelioma por amianto
¿Tiene USTED una reclamación legal? Rellene el formulario de esta página ahora para obtener una evaluación gratuita, inmediata y confidencial de su caso. Los abogados que trabajan con Top Class Actions se pondrán en contacto con usted si reúne los requisitos para informarle de si una demanda individual por amianto o una demanda colectiva por amianto es lo mejor para usted. [En general, las demandas por mesotelioma de amianto son presentadas individualmente por cada demandante y no son acciones colectivas]. Apresúrese: pueden aplicarse los plazos de prescripción.