Auxiliar Contable

Lo primero que vamos a hacer antes de entrar de lleno en el establecimiento del significado del término auxiliar contable es conocer su origen etimológico. En este caso, podemos establecer que esta es la procedencia de las dos palabras que le dan forma:
-Auxiliar procede del latín, concretamente de “auxilium” que significa “el que presta ayuda”.
-Contable, por otro lado, deriva también del latín. En su caso, de la palabra “computabilis” que puede traducirse como “que se puede contar”. Es fruto de la suma de tres componentes de dicha lengua: el prefijo “con-”, que es equivalente a “global”; el verbo “putare”, que significa “calcular”; y el sufijo “-able”, que es sinónimo de “que puede”.

Auxiliar contable

La noción de auxiliar puede usarse para calificar a aquel que brinda asistencia o colaboración en un cierto contexto. Contable, por su parte, es un adjetivo que alude a lo vinculado a la contabilidad (la disciplina que permite llevar las cuentas y trabajar con datos económicos y financieros).

Se conoce como auxiliar contable o asistente contable al trabajador que, gracias a sus conocimientos, puede desarrollar diferentes tareas administrativas en una compañía. Por lo general, los futuros contadores, mientras desarrollan sus estudios universitarios, trabajan como auxiliares contables.

El auxiliar contable debe dominar los conceptos básicos de la contabilidad. Tiene que estar en condiciones de realizar balances contables, manejar cuentas, coordinar procesos de compra y venta y liquidar sueldos, por ejemplo. Muchas veces el auxiliar contable forma parte de un equipo liderado por un contador ya graduado y con experiencia laboral.

Es importante tener en cuenta que la labor de un auxiliar contable no está regulada por una resolución o una ley. Las tareas que se les asignan a los auxiliares contables cambian de acuerdo a cada empresa. Incluso, si bien quienes trabajan como auxiliares contables suelen ser contadores o estudiantes de carreras vinculadas a la economía, tampoco existe un requerimiento formal o legal al respecto.

En algunos casos, las funciones del auxiliar contable exceden el ámbito propio de la contabilidad. A estos trabajadores se los suele requerir como cobradores o hasta como mensajeros en algunas empresas. Las obligaciones y las responsabilidades, por lo tanto, varían de acuerdo a la compañía en cuestión.

No obstante, estas son algunas de las funciones que, de manera habitual, suelen desarrollar quienes cubren el puesto de auxiliar contable:
-Archivan y controlan internamente los documentos contables.
-Elaboran y certifican lo que son las relaciones de gastos y de ingresos.
-Totalizan las cuentas y realizan el correspondiente informe.
-Revisan los comprobantes, las facturas, los cheques de pago, los registros…
-Verifican lo que son las relaciones de impuestos y de retenciones.
-Revisan lo que es el estado de las cuentas bancarias así como las operaciones registradas en las mismas.
-Participan, de modo más o menos activo, en lo que es la elaboración de inventarios.
-Se encargan de informar a sus superiores directos de cualquier anomalía que puedan detectar en la contabilidad de la empresa.

Politica De Privacidad