Aroma

La etimología de aroma nos lleva al término latino arōma, que procede del vocablo griego árōma. Un vocablo este que se utilizaba para venir a definir a una planta de mucha fragancia u olor e incluso a un perfume.

Aroma

El uso más habitual del concepto se vincula a una fragancia o perfume, por lo general agradable. El aroma, por lo tanto, es algo que se capta a través del sentido del olfato.

Lo que conocemos como aroma es un compuesto químico se compone de partículas odoríferas, las cuales se desprenden de elementos volátiles y se desplazan por el aire. Estas partículas ingresan a la nariz a través de las fosas nasales y comienzan su recorrido por el sistema olfativo hasta que la persona es capaz de procesarlas.

Cabe destacar que la capacidad olfativa del ser humano es muy limitada si la comparamos con las facultades que tienen otras especies. Durante mucho tiempo se estimó que una persona podía reconocer unos 10.000 aromas. Estudios recientes, sin embargo, sostienen que la nariz humana distingue entre un billón de aromas. De todos modos el ser humano tiene menos capacidad olfativa que los gatos, los perros y las aves, por citar algunas especies.

Los aromas ayudan a detectar y evaluar el estado de las comidas y los peligros medioambientales (como el olor que genera un incendio) y también son importantes a nivel orgánico para establecer una pareja. Un aroma, por otra parte, puede vincularse a un recuerdo para traer al presente una representación del mismo.

Cuando una persona registra un aroma, el olor puede provocarle diferentes sensaciones. El aroma del pan recién horneado, por ejemplo, puede estimular el apetito y provocar ganas de comer. El aroma de la carne en descomposición, en cambio, generará lo contrario.

Dentro del ámbito cultural nos topamos con el hecho de que Aroma es también el nombre de un grupo femenino que tiene en el mercado varios álbumes. Entre los mismos se encuentran “Olfato femenino”, “Amor de tres” o “A hole called rock´n roll”.

De la misma manera, hay obras artísticas que también utilizan ese término en sus títulos. Este sería el caso, por ejemplo, de la canción “Aroma” de la banda Oshare Kei Antic Café. Es un single del año 2009 y forma parte del disco titulado “BB Parallel World”.

En el ámbito literario son muchos los libros que emplean esta palabra. Ejemplos son “El aroma del crimen” de Xabier Gutiérrez, “Aroma de mujer” de Javier María Torres Vigueras, “El aroma de las especias” de Charlotte Betts…

De la misma manera, no podemos pasar por alto la existencia de una cadena de perfumerías en España que responde al nombre de Aromas. Es una cadena que se puso en marcha en la década de los años 60 en Sevilla por parte de la familia Cardoso.

En los 80 y en los 90 fue cuando se impulsó más aún esa firma, lo que dio lugar a una gran expansión que le ha llevado a tener numerosas tiendas no solo repartidas por toda la geografía andaluza sino también por Extremadura y la Comunidad de Madrid.

Politica De Privacidad