Adjetivo Demostrativo

Adjetivo es una palabra que, al analizar su origen etimológico, descubrimos que procede del término latino “adiectivus”. Este podemos determinar además que se encuentra conformado por tres componentes: el prefijo “ad-“, que viene a indicar aproximación; el verbo “iacere”, que puede traducirse como “lanzar”, y finalmente el sufijo “-tivo”, que es sinónimo de “relación”.

Adjetivo demostrativo

Los adjetivos son las palabras que determinan o califican a un sustantivo. Se trata de una clase de palabra que expresa las propiedades atribuidas al sustantivo, resaltándolas o especificándolas.

Un adjetivo demostrativo es aquel que indica una relación de lugar, expresando la proximidad de la persona con quien o de quien se habla. Estos adjetivos siempre preceden a un sustantivo; de lo contrario, estamos ante otro tipo de palabra (los pronombres).

Asimismo, no podemos dejar pasar por alto el saber que los adjetivos demostrativos tienen siempre el mismo género y número que los que poseen los sustantivos a los que acompañan.

“Ese”, “este”, “aquel”, “esa” y “aquellas” son ejemplos de adjetivos demostrativos. Existen ciertos adjetivos que son apropiados desde el punto de vista gramatical pero que resultan muy arcaicos en el habla cotidiana, como “esotro”, “aqueste” o “aquesa”.

En concreto, tendríamos que establecer que esta es la lista completa de adjetivos demostrativos:
• En cuanto a la categoría de adverbio, se encuentran los siguientes: “aquí”, “acá”, “ahí”, “allí” y “allá”.
• Los enmarcados dentro del apartado “masculino singular” están estos: “este”, “ese” y “aquel”.
• Por otro lado, tipificados como “femenino singular” nos encontramos con “esta”, “esa” y “aquella”.
• “Estos”, “esos” y “aquellos”, son los adjetivos demostrativos masculinos plurales.
• “Estas”, “esas” y “aquellas” son, por su parte, los de tipo femenino y plurales.

“Ese perro es un doberman” es una expresión que incluye el adjetivo demostrativo “ese”. Dicho adjetivo está determinando al sustantivo “perro” y supone que el hablante está observando al “perro” en cuestión para que el adjetivo “ese” adquiera sentido.

“Aquellas niñas están haciendo mucho ruido y no me dejan descansar” es otra frase donde se utiliza un adjetivo demostrativo (“aquellas”). La expresión refiere a un grupo de niñas ruidosas según la perspectiva del hablante.

En ocasiones, el adjetivo demostrativo puede indicar una proximidad tanto espacial como temporal: “Ayer compré este disco” utiliza el adjetivo “este” para mencionar una proximidad espacial (es fácil imaginar al hablante señalando el disco en cuestión o tomándolo con la mano), mientras que “Este invierno iremos a esquiar” incluye el mismo adjetivo en una referencia temporal (el invierno que se vive en el momento o que está por llegar).

Es decir, podríamos utilizar los adjetivos demostrativos ya expuestos para establecer el tipo de proximidad y cercanía que establecen en cuanto a un sujeto o a un objeto determinado. En este sentido, se han especificado las siguientes características al respecto:
• Los que indican mayor proximidad son “este”, “esta”, “estos” y “estas”.
• Por otro lado, los que vienen a dejar patente una distancia media son “ese”, “esa”, “esos” y “esas”.
• Finalmente, los que se utilizan para indicar una mayor lejanía son “aquel”, “aquella”, “aquellos” y “aquellas”.

Politica De Privacidad